Preguntas frecuentes

| ¿Qué es Credirati?

Credirati es una nueva plataforma web donde podrás determinar en muy pocos pasos la mejor opción para tu crédito hipotecario. Sabemos que conseguir un crédito para comprar una propiedad puede parecer una tarea complicada, pero con nuestra tecnología y los acuerdos que tenemos con los distintos bancos que operan el país podemos hacerte el camino mucho más fácil.

| ¿Por qué es mejor pedir tu crédito hipotecario a través de Credirati?

  • Nuestro sistema actualiza y procesa diariamente todas las opciones de hipotecas que ofrecen los bancos en Argentina. De forma veloz, en muy pocos pasos podrás ver los créditos que más te convienen.
  • Es totalmente gratuita para vos
  • Te ofrecemos atención personalizada para contestar a todas tus preguntas y poder aplicar a través de nuestro sitio a los bancos que tengamos acuerdos. Podés aplicar directamente a créditos que ofrecen los bancos con los que tenemos acuerdos.

| ¿Cuáles son los requisitos para pedir un crédito hipotecario?

Para acceder a un crédito hipotecario hay determinados requisitos que se deben cumplir.

Requisitos no económicos

  • Tener entre 21 y 55 años. El plazo de la hipoteca no puede superar la edad jubilatoria de quien toma el crédito.
  • DNI.
  • En caso de estar en pareja y querer sumar los ingresos, se debe presentar libreta de matrimonio para los casados o acta de convivencia quienes estén unidos de hecho.
  • Las personas con trabajos en relación de dependencia deben presentar últimos tres recibos y el CUIL.
  • Para autónomos, se requiere la última declaración jurada de Ganancias.
  • Los monotributistas deben presentar el CUIT y los últimos tres comprobantes de pago de la AFIP.

Requisitos económicos

  • Se requiere en general que la relación cuota/sueldo(s) no supere el 30%, lo que quiere decir que la cuota del crédito no tiene que significar más del 30% ingresos de la persona o pareja. Para el cálculo se pueden sumar ingresos de cónyuges, convivientes y familiares de primer grado de consanguinidad. A esos ingresos, se deben restar los pagos mínimos de tarjetas vigentes y cuotas de otros préstamos.
  • Es necesario que el tomador del préstamo ya cuente con una parte del capital para adquirir la vivienda, que suele ser de entre el 20 y el 25% (el banco sólo presta hasta el 75%-80%).

| ¿En qué se diferencian los créditos tradicionales de los UVA?

Una hipoteca es un crédito especial, un contrato por medio del cual una persona recibe una cantidad de dinero para comprar un inmueble, que es al mismo tiempo la garantía de que el dinero será devuelto, junto con los intereses, en cuotas mensuales.

Con los créditos hipotecarios tradicionales, las personas que los solicitan devuelven el capital que recibieron, más los intereses pactados: Los intereses pueden ser calculados

  • A tasa fija, por ejemplo estableciendo un 10% anual, entonces todas las cuotas van a ser del mismo importe.
  • Con tasa mixta, fijando la tasa para los primeros años, pero luego recalculándola en base a ciertos parámetros establecidos, como índices nacionales de precios, ingresos, etc.

La inflación y las continuas modificaciones en el tipo de cambio hacen que los bancos estimen tasas bastante altas para este tipo de créditos, por lo que las cuotas iniciales suelen ser elevadas, pero a medida que la inflación las va licuando, representan cada vez una menor parte de los ingresos.

Para neutralizar el efecto de la inflación y que los bancos puedan ofrecer tasas de interés fijas más bajas, se crearon los créditos en UVAs.

| ¿Qué son las UVA?

Las UVAs son unidades a las que se les fijó un valor en sus inicios y luego todos los meses se actualiza según la inflación que mide el INDEC. Entonces, si hoy la UVA vale $22, el próximo mes valdrá $22 más la inflación observada en dicho periodo.

| ¿Cómo funcionan los créditos en UVA?

Los créditos hipotecarios en UVA funcionan de igual forma que los denominados en pesos, pero con la diferencia de que el valor de la deuda queda denominada en UVA, con lo cual su valor en pesos cambia según la inflación que se vaya observando.

Supongamos que solicitás un préstamo hipotecario en UVAs por un monto de 1 millón de pesos, a 30 años y con tasa de 6,9% anual (TNA). A partir del momento en que recibís el dinero (en pesos) la deuda queda denominada en UVAs. Por ejemplo, hoy su valor es de 22 pesos por UVA, por lo que el capital adeudado seria de 45.454 UVAs.

Cada mes se paga una cuota que se compone de parte del capital adeudado (se calcula en pesos al valor de la UVA el día previo al vencimiento) más los intereses y otros gastos como seguros, etc. En este ejemplo, la primera cuota sería de $6.653 y luego iría aumentando en función de la inflación futura.

Elegir tu crédito hipotecario es mucho más simple. Nuestros servicios no tienen ningún costo para vos, te conseguimos el mejor precio y nos ocupamos de todo: somos expertos en hipotecas.

Contactanos